Edición

Tras revisar el documento, hay que preparar su presentación. Se tienen en cuenta los márgenes, la distribución del escrito en la hoja, la utilización de mayúsculas y minúsculas, las negritas, las cursivas, los signos especiales, las tablas, las imágenes, la combinación de diferentes tipos de letra, etc. En la fase final se desarrollan dos tareas: por una parte se aplican las normas específicas para la presentación del documento y, por otra parte, el texto se pasa a limpio, afín de ofrecer claridad y limpieza visual.

SUBIR