Voy a contarles una historia muy divertida de una etapa de mi vida. Hace años compaginaba mis estudios en la Universidad de Sofía con la profesión de guía turística. Para mí, más que un trabajo, era una diversión. No me pesaban ni las largas horas de viaje, ni las noches sin dormir, ni el cambio

SUBIR