Profesora de español habla de los beneficios de viajar

por / Miércoles, 28 enero 2015 / Publicado enSin categoría

Tener que conquistar un país extranjero y aprender un idioma nuevo para mejorar la vida puede ser todo un reto y una gran oportunidad laboral.

La profesora de español Vessellka Raykova fue lo que hizo cuando era una estudiante y ahora trabaja como profesora y traductora.

Esta es su historia.

“Mi experiencia como estudiante se ha reflejado en mi carrera docente de muchas maneras”. Crecí en Sofía y asistía a las mejores escuelas. Allí, aparte del búlgaro, nos enseñaban ruso desde muy temprana edad. Por motivos de trabajo, mi padre fue trasladado a Chile y luego a España, así que empecé a estudiar idiomas desde muy jovencita.

En Chile aprendía francés en un liceo privado y el obligatorio español. En España terminé mis estudios de BUP y COU junto a los demás estudiantes españoles y fui aceptada en la Universidad Jaime I de Castellón. En esta etapa de mi vida ya hablaba español con fluidez. Por supuesto, elegí la carrera de Filología Hispánica. En mis estancias en Chile y España no sólo aprendí idiomas, sino también la cultura del país, sus costumbres y tradiciones.

Pero mi interés por los idiomas no paró allí. Demostré interés en aprender inglés y empecé a asistir a clases nocturnas en una academia privada. Cuando empezaron a lloverme ofertas de trabajo relacionadas con la traducción, tuve que volver a Bulgaria, donde finalicé la carrera y empecé como reportera en varios periódicos y revistas de la capital. También traducía libros en mis ratos libres. Me encanta viajar, por lo que hice los cursos de guía turística. Esta experiencia fue muy enriquecedora. De hecho, cuando estoy haciendo algo que me hace feliz, no lo veo como un trabajo. Cada viaje con turistas por Bulgaria era como una excursión, ya que disfrutaba enseñando el país bajo el prisma de los españoles. Tuve mucho éxito como guía turística y recuerdo esta experiencia con mucho cariño.

De alguna forma mi trabajo siempre ha estado relacionado con los idiomas. Durante más de 14 años estuve enseñando español a búlgaros que tenían diversos motivos para aprenderlo. Unos querían irse a vivir a España, otros, superar los exámenes de acceso a la universidad, otros tenían negocios con España y necesitaban el idioma para negociar y llevar la correspondencia. Seguía un método audiovisual que hacía las clases más amenas. Primero había un videoclip de unos 15 minutos con todos los términos nuevos que luego se enseñaban en el libro y se hacían los ejercicios. Hasta mi hijo de 5 años demostró interés por este método y luego le fue mucho más fácil aprender español, cuando nos fuimos a vivir a España.

Allí seguí dedicándome a la enseñanza de español para extranjeros, primero en una empresa de transporte internacional, y luego, en una academia de idiomas. Siempre me involucraba con las actividades de mis alumnos. Todavía estoy en contacto con gran parte de ellos. También enseñe inglés a un alumno particular que quería especializarse en temas de deporte por su trabajo.

Aprender idiomas ha sido lo más gratificante de mi vida, ya que el hecho de viajar y estudiar me ha permitido trabajar como profesora, traductora e intérprete, reportera, guía turística y varias profesiones más.

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR