España, por detrás de Bulgaria, ha sido el segundo país de la Unión Europea que ha notificado más productos industriales potencialmente peligrosos al Sistema de Intercambio Rápido de Información (Rapex), que recibió en 2011 un total de 2.428 alertas. Del total de las notificaciones, 610 fueron generadas por las Comunidades Autónomas, siendo Galicia la que

SUBIR