En el propio hogar, pueden realizarse actividades que van desde la programación, hasta la costura pasando por la atención telefónica. A veces una mesa, un ordenador y un teléfono pueden ser suficientes para ganar un dinero sin moverse de la propia vivienda. En España los teletrabajadores sólo representan un 8% del total de los empleados.

SUBIR