Trabajar sin salir de casa, otras posibilidades profesionales

por / Domingo, 09 octubre 2011 / Publicado enBlog
  • En el propio hogar, pueden realizarse actividades que van desde la programación, hasta la costura pasando por la atención telefónica.
  • A veces una mesa, un ordenador y un teléfono pueden ser suficientes para ganar un dinero sin moverse de la propia vivienda.
  • En España los teletrabajadores sólo representan un 8% del total de los empleados.

Internet y las nuevas tecnologías multimedia han irrumpido en todos los sectores contribuyendo a la proliferación de los empleos a distancia, desde el hogar, actividades que van desde la programación, hasta la costura pasando por la atención telefónica

Sus orígenes se remontan a los años setenta, durante la crisis del petróleo, cuando el físico estadounidense Jack Nilles comenzó a pensar en nuevas formas de optimizar los recursos no renovables.

Los teletrabajadores españoles solo representan al 8% de los empleados, frente al 17% de los nórdicos. Su gran logro fue “llevar el trabajo al trabajador, y no el trabajador al trabajo”, para lo cual ideó los conceptos telework y telecommuting, pero la tecnología no estaba aún tan desarrollada como para que el teletrabajo fuera una realidad masiva.

Cincuenta años después, el aumento de la velocidad de las redes de comunicación, la bajada de los precios de los equipos informáticos y la difusión de Internet han puesto a disposición de gran número de personas los recursos necesarios para el teletrabajo.

El teletrabajo supone ventajas tanto al empresario como al trabajador, puesto que las empresas pueden maximizar su ahorro, y quienes trabajan desde casa disponen de mayor comodidad y flexibilidad en los horarios, lo que facilita la conciliación familiar y laboral y ayuda a compatibilizar el trabajo con otras responsabilidades.

Aunque también tiene sus inconvenientes, tal vez por eso los teletrabajadores españoles aún representan sólo al 8% del total de los empleados, frente al 17% en los países nórdicos.

Las profesiones que se pueden desempeñar desde la propia vivienda se dividen en dos grandes grupos, según sean por cuenta ajena (contratados por una empresa) o por cuenta propia (autoempleo).

Trabajos por cuenta ajena

Son empleos que se pueden desarrollar desde el domicilio para una empresa. En el área de marketing y atención telefónica destacan los siguientes puestos:

La atención telefónica a particulares o relacionada con campañas de publicidad (servicio de atención telefónica de clientes, o para atender llamadas masivas, como consecuencia de una campaña publicitaria).

Encuestas telefónicas y campañas puntuales.

Especialista en soporte técnico: de manera similar a los servicios de atención telefónica, hay muchos trabajos de soporte técnico que se pueden llevar a cabo por teléfono y desde casa. Solo se necesita tener las claves de acceso remoto a la empresa y demás herramientas tecnológicas.

En el grupo perteneciente a los trabajos administrativos se incluyen:

La telesecretaría consiste en la atención telefónica, recepción y emisión de fax, de correo electrónico y de correo ordinario, gestión de agenda, servicio de reclamaciones y dirección comercial.

El servicio de contabilidad atiende a los clientes que desean que se les lleve la contabilidad al día.

En el servicio de gestoría se confeccionan las nóminas y los documentos de la Seguridad Social, así como los contratos, bajas laborales, etc. También se realiza y presenta todo tipo de documentación fiscal. Este servicio se puede realizar desde el propio domicilio y también desde una oficina satélite.

Los servicios de mantenimiento y asistencia: atención telefónica de urgencias demandadas por los clientes, tanto particulares como empresas (averías, grúas, mecánicos, albañiles, fontaneros, etc).

Autoempleo o trabajo por cuenta propia

Este es el terreno de los profesionales autónomos que por su cuenta colaboran desde casa. En el área de artes gráficas y diseño, cabe destacar los siguientes puestos:

Maquetación de libros y revistas: mecanografiar textos y la maquetación electrónica de libros o publicaciones periódicas son tareas que las imprentas pueden derivar cuando tienen sobrecargas de trabajo.

Diseño de folletos, dípticos, carteles y trípticos de campañas publicitarias.

Diseño y realización de publicidad en medios electrónicos: confección y diseño de todo tipo de publicidad en soporte CD, banners publicitarios para páginas web, etc.

Diseño, realización y producción de CD.

Diseño de imagen corporativa y publicidad en medios impresos: servicios de diseño de anuncios en prensa y revistas y confección de logotipos, publicidad, regalos, etc.

En el sector de Internet:

Diseño de páginas web: a través de encargos, tanto de particulares como de empresas, se pueden diseñar páginas web.

Documentación: es la búsqueda de información en internet, comparación de productos, recopilación de noticias, análisis de sectores productivos y estudio de la competencia. Se realiza a través de encargos, tanto de particulares como de empresas.

Servicios de traducciones en la Red: a través de Internet, se puede ser receptor de diferentes servicios de traducción en cualquier idioma. Es lo que se denomina traductor freelance, ya que no se trabaja como empleado de empresa o editorial, sino por cuenta propia.

Comercio electrónico en la Red: se pueden recibir encargos que los clientes solicitan a una empresa, mediante confirmación, gestión del pedido y pago del usuario (es más adecuado realizar este servicio desde un centro de teletrabajo, por la complejidad que conlleva, aunque también puede hacerse desde el domicilio).

En el área de documentación y periodismo:

Periodistas y escritores: son encargos de artículos para periódicos y trabajos de autor o publicaciones para editoriales. Los trabajos se pueden realizar íntegramente desde el domicilio y se remiten a las empresas vía Internet.

Servicio de elaboración de documentos: se define como la transcripción de documentos (faxes, facturas, documentos comerciales, etc.), según las necesidades de los clientes.

Servicio de Archivo: se ofrece la posibilidad de ordenar archivos o cualquier otro tipo de documentación, según lo requiera el cliente.

Consultoría: elaboración de informes técnicos de profesiones liberales, como son los abogados, economistas, etc. Todos los datos se pueden transmitir por Internet y la comunicación con la empresa que hace el encargo se realiza por la Red o por teléfono.

En el sector de la informática: La programación constituye la elaboración de programas y paquetes informáticos a medida, además de juegos para ordenador.

Otros trabajos

Son labores que se pueden llevar a cabo desde casa, para luego entregar los pedidos a la empresa que los encargó.

Entre estos trabajos destacan la costura, el planchado de ropa o el ensobrado de publicidad para enviarla por correo, entre otros.

Otra posibilidad es el trabajo de los profesores que imparten clases particulares (idiomas, música, otras asignaturas…) desde su domicilio.

Fuente: 20 minutos

SUBIR