El peligro de ser intérprete en los juzgados

por / Miércoles, 04 septiembre 2013 / Publicado enBlog

Un intérprete de la policía descubre al tramitar una oferta laboral que le han asignado antecedentes de dos detenidos

El intérprete de árabe Ousmane Sylla ha vivido sin saberlo más de cinco años con los antecedentes penales de dos personas que asistió en el centro de detenidos de Valencia. Sylla, un inmigrante de Costa de Marfil que lleva diez años residiendo legalmente en España, descubrió que le habían asignado por error los antecedentes penales cuando comenzó a tramitar una oferta laboral para trabajar en Alemania. Los juzgados ya han rectificado el error, que ha estado a punto de costarle el empleo.
Ousmane Sylla es un diplomado de enfermería de la Universitat de València y tiene un máster de medicina tropical, pero durante cinco años colaboró como intérprete para la policía y los juzgados porque domina el árabe.
En el año 2006 asistió en comisaría a un acusado de hurto y en el año 2007 a otro acusado de peligro a la salud pública. Los agentes que tramitaron las declaraciones de los detenidos cometieron el error de identificarlos en la reseña policial con el Número de Identificación de Extranjeros (NIE) de Ousmane Sylla. A partir de ese momento, la identidad del traductor quedó ligada a la de los dos acusados que fueron condenados. En su fichero se incluyeron varios delitos con su número de identificación, pero no con su nombre.
El intérprete -que nació hace cuarenta años en el seno de una familia de clase medio-alta de Costa de Marfil- lamenta que la negligencia podía haber tenido consecuencias graves. “El problema es que si me hubieran parado en un aeropuerto habría acabado preso”.
Los juzgados de ejecutorias de la Ciudad de la Justicia de Valencia constataron el fallo en cuanto el intérprete pidió una explicación y finalmente admitieron el error.
“Yo nunca he cometido ningún delito, que quede claro”, sentenció Ousmane Sylla.

Fuente: Levante

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR