La traducción en las lenguas cooficiales para el comercio electrónico

por / Jueves, 25 septiembre 2014 / Publicado enBlog
Aunque a pasos más pequeños que nuestros vecinos europeos, el comercio electrónico en España crece.

Aunque a pasos más pequeños que nuestros vecinos europeos, el comercio electrónico en España crece y en breve podremos decir que está completamente adaptado a nuestra vida cotidiana. Las mejoras en la adaptabilidad de la web, la navegación en las tiendas online, la facilitación del proceso de compra, el servicio de atención al cliente y la seguridad de los métodos de pago han jugado a favor de esta modalidad comercial que en 2013 creció un 22,5%.

Son datos del estudio El comercio electrónico 2014, elaborado por Online Business School. Sin embargo, otras fuentes pueden constatar este alza. Hablamos de los datos la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que cifra en casi 3.500 millones de euros el volumen de facturación alcanzado únicamente en el último trimestre de 2013, lo que supone un 27% más que en el mismo periodo del año anterior.

Con este panorama no es de extrañar que las empresas españolas -fundamentalmente las pymes y proyectos de emprendedores- estén dando el salto hacia el negocio online. Bien a través de la creación de una tienda virtual, bien configurando una página web desde donde difundir su catálogo de productos y servicios las empresas han visto en Internet una fuente inagotable de beneficios de la que poco a poco se están nutriendo.

No obstante, conviene preguntarnos si el éxito de una iniciativa en la red depende únicamente de su presencia online. La respuesta de muchos será rápidamente negativa, pues esta decisión abarca una amplia estrategia de marketing online en la que muchas veces pasamos por alto aspectos básicos.

Entre ellos, la traducción del soporte digital y los contenidos publicados, ya se trate de un ecommerce o de una página web corporativa. Y en concreto, para aquellos negocios que se destinen al público local, la traducción en las lenguas cooficiales del estado español. El uso y aplicaciones del catalán, el euskera y el gallego va mucho más allá de lo que a priori los comerciantes piensan.

Incidencia de las lenguas cooficiales

Y es que además de su obligatoriedad en instituciones, ámbito educativo, cultural, audiovisual o sanitario, el arraigo de las lenguas cooficiales entre los consumidores es muy pronunciado. Todos conocemos la inversión que anualmente se destina de los presupuestos generales y de la Unión Europea (donde su uso también es obligatorio) al fomento de estas lenguas.

Pero seguramente pocos conocen la incidencia que los idiomas cooficiales de España tienen en Internet, y en concreto en el comercio electrónico. La misma es mucho más importante de lo que a grandes rasgos podemos apreciar. Y es que sólo el todopoderoso buscador Google desde 2010 permite realizar búsquedas en estos idiomas. Teniendo en cuenta que se trata de la herramienta digital más utilizada por los internautas está claro que la ecuación de su uso entre la población nos devolverá un resultado notablemente positivo a favor de las búsquedas registradas en catalán, gallego y euskera.

De hecho, estamos hablando de tres de las comunidades autónomas más conectadas de nuestro país, en las que la penetración de Internet tiene más adeptos, según los últimos datos proporcionados por el Observatorio Nacional de la Sociedad de las Tecnologías de la Información (ONSTI). Sólo por poner el caso concreto de Cataluña, estamos aludiendo a una región de varios millones de habitantes en los que tanto las búsquedas en Internet como la navegación en páginas web se hace mayoritariamente en catalán.

Búsquedas y navegación

De hecho, según un reciente estudio publicado por la Fundación PuntCat confirma estos datos. En el caso concreto de las búsquedas -tanto en Google como en Bing y Yahoo- los internautas de esta comunidad autónoma que utilizan vocablos y parámetros en catalán rondan el 37 por ciento. Una cifra que trepa hasta el 48,2 por ciento si lo que analizamos son las visitas y lecturas de contenidos de páginas web, las cuales se hacen en catalán en su mayoría, como bien nos advierte esta cifra.

Todo ello nos permite establecer una perfecta relación entre la necesidad de traducción de los soportes web, contenidos y aplicaciones que deben llevar a cabo los negocios digitales que cuenten entre su público objetivo a los consumidores de estas regiones. De lo contrario, está constatado que es muy probable que se arrepientan ya que terminarán perdiendo clientela y negocio.

Y es que según datos publicados por la Unión Europea el día de la celebración de las lenguas de la comunidad son mayoría las empresas que reconocen haber tenido pérdidas -algunas de las cuales de varios millones de euros- por no contar con un servicio de traducción de sus páginas web adecuado a las necesidades de los clientes.

De esta manera, se hace necesario tener en cuenta, antes de iniciar una andadura comercial a nivel digital, todos los aspectos relacionados con la recepción de la información por parte de los clientes. Y es que una página traducida a las lenguas oficiales de nuestro país permitirá a aquellos negocios locales facilitar una buena experiencia de usuario a los internautas de estas zonas geográficas, los cuales se mostrarán agradecidos y multiplicarán sus posibilidades de compra en estos espacios, frente a aquellos que no cuenten con este servicio.

Fuente: puromarketing

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR