Palabras comunes en español y búlgaro

por / Domingo, 02 noviembre 2014 / Publicado enBlog

Voy a contarles una historia muy divertida de una etapa de mi vida. Hace años compaginaba mis estudios en la Universidad de Sofía con la profesión de guía turística. Para mí, más que un trabajo, era una diversión. No me pesaban ni las largas horas de viaje, ni las noches sin dormir, ni el cambio frecuente de comida, ni los madrugones para cumplir con el destino del viaje. Disfrutaba con cada grupo de turistas que venían a conocer Bulgaria. Y para infundirles confianza, lo primero que les decía, nada más subirlos en el autobús, en el trayecto del aeropuerto al hotel, eran todas las palabras que conocían en búlgaro. Resulta que “café” suena igual en búlgaro. Es también [café], “mesa” es [masa], “taxi” es [taxi], “hotel” es [jotel], “tarta” es [torta], “cereza” es [cheresha], “dólar” es [dólar], “euro” es [evro], “cambio de divisa” es [change]… La lista podía ser muy larga, pero en un trayecto corto aprovechaba para dar la información más importante. Los turistas disfrutaban y subían su autoestima. Se bajaban del autobús, convencidos de que podrán manejarse sin mí en Bulgaria. La sorpresa la recibían a la tarde siguiente, cuando les dejaba unas horas libres para pasear por la ciudad. A la hora de la cena no paraban de quejarse, de que Sofía no era tan bonita, como la describía. Claro, yo había vivido en España durante muchos años y conocía la mentalidad española. Es más, la compartía y en parte, por esto me hice guía turística. Así que a partir de este momento les “cogía de la mano” y no los soltaba hasta su regreso a España. Durante el viaje teníamos otros momentos divertidos, relacionados con el idioma. Por ejemplo, la palabra “curva” en búlgaro tiene un significado totalmente distinto. Significa “puta”. Aprovechaba este dato para alegrar un poco el ambiente en el autobús. En un tramo de muchas curvas, pedía a los turistas que indicaran en voz alta cuando se tomaba la curva correspondiente. Y les aconsejaba que miraran la reacción del conductor desprevenido, que al oír esta palabra, la entendería en búlgaro. Al empezar a subir las pendientes de la montaña, mis queridos turistas empezaban a repetir “curva a la derecha” o “curva a la izquierda” y el conductor no podía salir de su asombro. Se ponía todo rojo, me miraba sorprendido, hacía gestos con las manos, se reía, en fin, las reacciones eran distintas y muy bien acogidas por su público. Así de bien nos lo pasábamos en los viajes.

Salud en búlgaro

Наздраве!

Me acuerdo que al celebrar un brindis en la mesa, mis queridos españoles oían [nazdrave] que significa “salud”. Pero en su mente, esta palabra era demasiado difícil, así que la transformaron por otra. Para ellos [nazdrave] era sinónimo de “más grave”, ya que con cada brindis se emborrachaban más. Y no paraban de decirse “más grave” al levantar un brindis.

Aparcamiento privado

Garaje

Por cierto, también se inventaron una letra. La llamaron la “letra flor”. Se trata de la “ж”. En los recorridos por el casco antiguo de las ciudades, a menudo veían la letra en la palabra “Garaje”, escrita en búlgaro “Гараж” [garaj]. Por cierto, suena casi igual en español y en búlgaro. Siempre se sorprendían al verla y al final empezaron a buscarla en los carteles y letreros. Cada vez que la veían, gritaban con alegría: “Mira, mira, otra vez la letra flor”.

Así de divertidos eran mis queridísimos turistas.

Tengo muchas más historias que contar, relacionadas con mis viajes como guía turística.

2 Responses to “Palabras comunes en español y búlgaro”

  1. Julio Pedro dice:

    Escuché a mis padres pronunciar la palabra en bulgaro “smindo” es algo que comían con cebolla, morrón y sal, en español ¿que es?

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR